Nuestras trabajadoras

Nuestras trabajadoras

No tienen miedo al trabajo, en su oficio descubrimos el triunfo del tesón, del trabajo cotidiano, constante y tenaz que realizan. Ejemplo a seguir para todo aquel que cree en sí mismo, demostración de que en la vida no se necesita tener grandes capacidades ni superpoderes, sino sólo voluntad y constancia.

Nuestras obreras.

Licencia Creative Commons BY ND Nuestras obreras.

Siempre dispuestas al trabajo, sin temores y dispuestas a sacrificarse. También son grandes trabajadoras, sin su respaldo y apoyo no se hubiera conseguido nada.Son el eslabón necesario para conseguir la calidad de nuestra miel.

Las otras obreras.

Licencia Creative Commons BY ND Las otras obreras.

Diligentes, afanosas, laboriosas y emprendedoras

Estos pequeños animales denominados abejas, y en concreto las abejas de miel (Apis mellifera) son insectos artrópodos que pertenecen a los himenópteros cuyas principal característica es poseer alas membranosas (del griego hymen y ptera, membrana y ala, respectivamente) y una organización social compleja.

Abeja obrera a la entrada de una de nuestras colmenas.

Licencia Creative Commons BY ND Abeja obrera a la entrada de una de nuestras colmenas.

Además de las abejas, dentro del grupo de los ápidos se encuentra el abejorro (Bombus terrestris), que son nuestros primos y también son necesarias para la protección del medio ambiente.Como en toda sociedad, hay insectos que pueden convivir en perfecta armonía, otros como las avispas son feroces depredadores.

Abejorro común acercándose a un girasol.

Licencia Creative Commons BY ND Abejorro común acercándose a un girasol.

La abeja de miel es un ser social que vive en colonias. El número de abejas de una colmena depende de la época del año, ya que en invierno la población disminuye mucho, en cambio en verano el número de abejas que habita una colmena puede llegar a 40.000.

Las colmenas deben tener una gran cantidad de abejas y una buena puesta de huevos y cría.

Licencia Creative Commons BY ND Las colmenas deben tener una gran cantidad de abejas y una buena puesta de huevos y cría.

En las colonias de abejas hay tres tipos de individuos: abejas obreras, reina y zánganos, y los tres son necesarios para la supervivencia de la especie.

Time-Lapse pasos previos al nacimiento de la abeja.  Amazing Time-Lapse: Bees Hatch Before Your Eyes. Fotógrafo: Anand Varma Compuesto por : Rob Moose. National Geographic

La abeja obrera

Las abejas obreras son las más numerosas de la colmena. De la intensidad de su trabajo depende cuánto vive una obrera. En época de gran trabajo en la colmena vive entre 3 y 6 semanas. En verano hasta 2 meses y en invierno pueden vivir de 5 a 7 meses.

Abeja obrera.

Licencia Creative Commons BY ND Abeja obrera.

Las abejas obreras que nacen en primavera, viven unos 50 días y las que nacen en otoño, pasan en la colmena el invierno a la espera de darles el relevo en primavera a sus nuevas compañeras.

La puesta la realizan la abeja reina, depositando un huevo en cada celdilla.

Puesta de huevos en un panal.

Licencia Creative Commons BY ND Puesta de huevos en un panal.

Una vez realizada la puesta por parte de la reina, el proceso de maduración será distinto en función de que sea reina (tarda 16 días), zángano (24 días) y obrera (21 días).

En el caso de la abeja obrera, los tres primeros días está en forma de huevo para pasar a larva hasta el octavo día, en que se sella la celda hasta convertirse en pupa el decimocuarto día y finalmente salir al exterior cuando han pasado ya los 21 días.

Diferentes estadios en la puesta de huevos en un panal.

Licencia Creative Commons BY ND Diferentes estadios en la puesta de huevos en un panal.

La obrera es una hembra imperfecta, ya que carece de órganos reproductores,solamente tienen un rudimento de ovario, pero hay ocasiones especiales en que pueden poner huevos, principalmente cuando se han quedado sin reina. Es lo que conocemos como realera.

Realera y zanganeras.

Licencia Creative Commons BY ND Realera y zanganeras.

Nacimiento de una oveja obrera.

Licencia Creative Commons BY ND Nacimiento de una abeja obrera.

A lo largo de su vida van desarrollando distintos trabajos en la colmena según su edad.

Del segundo al tercer día son las limpiadoras y limpian cada una de las celdillas de la colmena, ofreciendo su calor a los huevos y las larvas.

Abeja obrera en su tarea de limpiadora.

Licencia Creative Commons BY ND Abeja obrera en su tarea de limpiadora.

A partir del cuarto día se dedican a alimentar a las larvas y las mantienen calientes, por eso se las llama abejas nodrizas. También segregan jalea real.

A partir del décimo día acompañarán a la abeja reina y también ventilarán con sus alas la colmena.

Abeja obrera ventilando con sus alas la colmena.

Licencia Creative Commons BY ND Abeja obrera ventilando con sus alas la colmena.

Del día treceavo al decimoctavo día se vuelven constructoras de panales con la cera que segregan y hacen la miel con el polen.

Abejas fabricando cera.

Licencia Creative Commons BY ND Abejas fabricando cera.

Después, hasta el vigésimo día se dedican a la vigilancia de la colmena para que no entren otros insectos,o cuerpos extraños, y también evaporan la humedad del néctar, polen y propóleos.

Abejas defendiendo la entrada a la colmena.

Licencia Creative Commons BY ND Abejas defendiendo la entrada a la colmena.

Cuando alcanzan los 21 días, si la climatología lo permite, es cuando salen al campo a buscar el polen, néctar y propóleos. Esta es la actividad que se conoce como pecoreo.

Abeja pecoreadora.

Licencia Creative Commons BY ND Abeja pecoreadora.

El zángano

La abeja macho o zángano es de mayor tamaño que la abeja obrera, con abdomen rectangular y grandes ojos contiguos, con un característico mechón de pelo en la parte posterior del abdomen.

En cada colmena hay unos 1.000 zánganos.Nacen de un huevo sin fecundar. Viven sólo durante la primavera y el verano,para poder fecundar a la reina y dar calor al núcleo de la colmena dónde se encuentran los huevos. Los que fecundan a la reina mueren, esto asegura no caer en la consanguinidad.

Diferencia morfológica apreciable entre zángano y obreras.

Licencia Creative Commons BY ND Diferencia morfológica apreciable entre zángano y obreras.

El zángano no interviene en la recolección de néctar, ni en la elaboración de miel,ni en la defensa de la colmena ya que no poseen aguijón.

La reina

La abeja reina es de mayor tamaño que la abeja obrera y con un abdomenmás pronunciado, alargado y con alas más cortas.En cada colmena sólo hay unaabeja reina.

Su desarrollo se debe a que sólo le alimentan con jalea real, lo que le da las propiedades para poder poner huevos.

Una de nuestras reinas rodeada de su cohorte de obreras.

Licencia Creative Commons BY ND Una de nuestras reinas rodeada de su cohorte de obreras.

Su vivienda

El tipo de colmena utilizada en la explotación es la denominada Langstroth o perfección. Se trata de colmenas de cuadros móviles y de desarrollo vertical, al ser susceptible de crecer y menguar en altura, lo que las hace ser el tipo de colmena más utilizado en la actualidad por su facilidad de manejo.

Detalle de una de nuestras colmenas.

Licencia Creative Commons BY ND Detalle de una de nuestras colmenas.

Estas colmenas tienen un manejo sencillo, cuando las colmenas están fuertes, se colocan las alzas melarias, y en casos de que las condiciones sean muy buenas se pueden incrementar en número dichas alzas melarias.

Colmena perfección con varias alzas mielarias.

Licencia Creative Commons BY ND Colmena perfección con varias alzas mielarias.

El fruto de su trabajo

Ahora tenemos el conocimiento para comprender y admirar más y mejor a este pequeño en dimensiones pero gran animal social. Ahora apreciaremos infinitamente mejor sus esfuerzos y su trabajo. No es nuestro propósito beneficiarnos de su trabajo y esfuerzo sino compartirlo.

Fuente de inspiración

Poema de Pablo NerudaContemplar el vuelo de las abejas o la forma en que construyen sus colmenas es un ideal de belleza que puede llegar a plasmarse en arte, o al menos en fuente de inspiración para los artistas. En todas las épocas y en todos los tiempos han estado presente las abejas y la apicultura en el arte, desde el arte rupestre que podemos apreciar en la Cueva de la Araña, en Bicorp, hasta más recientemente la obra de Maurits Cornelis Escher con su mundo imaginario de construcciones imposibles poblado por abejas y colmenas, la litografía Venus et l`amour voleur de miel de Picasso o el cuadro de Dalí Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar del que podemos disfrutar en el museo Thyssen-Bornemisza. Y más recientemente la obra de la artista canadiense Aganetha Dyck y de Andrés Escribano quien nos realizó una serie de estudios sobre las abejas.

Andrés Escribano

Licencia Creative Commons BY NDEstudios realizados por Andrés Escribano sobre las abejas para Las Obreras de Aliste CB

No podemos olvidar tampoco la obra de Arvo Pärt, compositor estonio y precursor de la música minimalista, con su obra “Wenn Bach Bienen gezüchtet hätte” Si Bach hubiera criado abejas.

Wenn Bach Bienen gezüchtet hätte by Arvo Part publicado por Conversegrlsgonewild

No podemos la labor de difusión en la protección de las abejas que está realizando el artista Matthew Willey, quien se ha propuesto pintar más de 50,000 abejas en murales de todo el mundo.

The Good of the Hive en Burt’s Bees Global Headquarters. Sigue su viaje y mira las fotos de los murales que está construyendo en todo el mundo